Los reptiles son una especie muy diversificada y pueden verse en todo tipo de entornos, por lo que su cuidado por el veterinario especialista en reptiles en Madrid centro ha ido adaptándose a estas nuevas circunstancias, encontrándose algunos de ellos adaptados en domicilios particulares. Están divididos en tortugas, lagartos y serpientes, aligátores y cocodrilos y tuátaras.

Los datos que se conocen de la era de los reptiles son de hace más de 300 millones de años. Conforman un rango aproximado de 8 mil especies diferentes. Los reptiles carnívoros se caracterizan por su fácil digestión, pero puede ser frecuente que tras una amplia ingesta puedan pasar varios meses de reposo y sin la ingesta de alimentos. Por otra parte, se encuentran los hervíboros, que se ayudan de piedras para triturar los alimentos al carecer de aparatos masticatorios. Los reptiles son vertebrados y animales ovíparos, es decir que se reproducen mediante huevos, llegando a ser estos de cáscara dura.

Los rasgos más destacados de los reptiles los encontramos en sus escamas, lengua bípeda, largas colas y pupilas verticales. Destaca su característico andar, pues arrastran el vientre por el suelo. Seres de los que, por desconocimiento o no adaptación, a todo los medios se hace complicado su cuidado. En un veterinario especialista en reptiles en Madrid centro, las características de cada uno quedan enmarcadas para su posterior informe de actuación respecto al cuidado y alimentación.

Otra característica de los reptiles es que son seres de sangre fría y tienen un sistema sanguíneo complejo. Su sistema circulatorio es de doble circuito, su corazón tiene 4 cavidades y no mezcla la sangre arterial con la sangre venosa en el corazón.

En el Centro Veterinario Madrid Exóticos comprendemos la necesidad vital de cada tipo de reptil y su adaptación al medio. Conocemos su alimentación según sea de la familia de la que provenga.