Tel: 91 446 08 24 -

El peligro de la procesionaria del pino

El peligro de la procesionaria del pino

Pese a nuestra especialización como veterinarios de urgencias de exóticos en Madrid centro, queremos aprovechar este blog para advertirte de uno de los peligros que acecha a tus mascotas al inicio de cada primavera: La procesionaria del pino, una de las plagas más peligrosas para nuestros amigos los perros. Las procesionarias son unas orugas de color pardo con las que te has podido encontrar más de una vez. Deben su nombre a que caminan formando una hilera una tras otra para desplazarse hasta el lugar donde instalarán su nuevo nido.

Cada oruga tiene, rodeando su cuerpo, más de 100.000 pelos cargados con una sustancia urticante. Cuando un perro se acerca a olisquear esa larga fila de orugas, éstas, asustadas, disparan esos pelos como si fueran flechas y liberan una toxina. El perro, al sentir el dolor en el hocico, comienza a lamérselo y la toxina sigue actuando, ahora sobre la lengua que empezará a inflamarse al tiempo que comienzan a aparecer úlceras y llagas.

De vez en cuando como veterinarios de urgencias de exóticos en Madrid centro recibimos algún perro que ha sido atacado por las procesionarias y, sin pérdida de tiempo tenemos que aplicarle una dosis de choque de antihistamínicos y corticoides para frenar lo más rápidamente posible los efectos de la toxina antes de que la infección llegue a la laringe y el perro muera asfixiado por su inflamación.  Todos los años decenas de perros mueren por culpa de la maldita oruga y, los que consiguen salvarse, suelen perder parte de la lengua.

Para evitar problemas con la procesionaria, desde el Centro Veterinario Madrid Exóticos te recomendamos que, al comienzo de la primavera, evites pasear por zonas pobladas de pinos y, si ves alguna fila de orugas, avisa inmediatamente al ayuntamiento para que las eliminen. 

haz clic para copiar mailmail copiado